Book Title

Author Name
/

Keyword
/

banner banner

PAPERBACKS

 GENRES

 FICTION

Canadiana

General

Erotica

Fantasy

Historical

Horror

LGBTQ Fiction

Mystery

Poetry

Romance

- Contemporary

- Ennoble

- Historical

- Inspirational

Nostalgia

New Age

Paranormal

Vampires

Satire

Science Fiction

Thriller

Detective & Crime

Time Travel

Young Adult

Native American

 

 NON-FICTION

Art

Autobiography

Biography

Business

Memoirs

Cook Books

Pets & Animals

Self Help &

How To

Spirituality

 - New Age

 - Traditional

 

SAMPLE CONTRACT

 

SUBMISSION GUIDELINES

ARTIST SHOWCASE

ARTIST SUBMISSION GUIDELINES

  LINKS


NEW eBOOKS AVAILABLE IN 6 FORMATS
Adobe acrobat = PDF
HTML = .htm
Kindle = .mobi
MSReader = .lit
Nook = ePUB
PALM = .pdb






HOME >> Product 0562 >> Hielo Seco (Dry Ice - Spanish)>>

Touch image to enlarge


Hielo Seco (Dry Ice - Spanish)

Jorge Sánchez López

En un complejo vacacional e inmobiliario de Oropesa del Mar, en la costa levantina, el inspector Almanzor recibe la orden de investigar la muerte de Malory, una inquilina irlandesa que se encontraba en una bañera de hidromasaje privada con Brendan, su marido. Aun sin rechazar la hipótesis de un suicidio debido a la falta de huellas, el equipo policial se dedica a un caso en el que la única pista es la presencia en el agua de hielo seco o nieve carbónica, un compuesto que normalmente resulta inocuo, pero que en una concentración elevada puede provocar una muerte inquietantemente dulce.

$4.99

Paperback Buy Link
$7.99

La trepidante trama lleva a Almanzor, un agudo policía y psicólogo criminalista, Roberto, el oficial que lo acompaña, Rosa, la especialista forense, e Isabel, la comisaria que dirige el proceso, a incidir en las relaciones personales de la pareja, en el negocio urbanístico de Gerard, el dueño de la inmobiliaria, sí como en el crimen organizado que aflora en la zona.

A través de un narrador en tercera persona que se focaliza alternativamente en diferentes personajes, el lector accede a la visión personal y los recuerdos de la familia y los amigos de la víctima. Brendan realiza un estudio del delito paralelo; Adriana, amiga y compañera de trabajo de Malory en una escuela infantil, presenta problemas psiquiátricos a causa del trauma generado al presenciar la escena del posible crimen; Eileen, hermana de la fallecida, Sinead, sobrina de la misma y exnovia del socorrista Alex, nos revelan detalles de su vida íntima; Anthony y Daniela, vecinos de la zona, se convierten en figuras clave para reconstruir la vida de la mujer en un escenario donde nada es lo que parece.

 

eBOOK STATS:

   

Length:

33451 Words

Price:

$4.99

Published:

04-2021

Cover Art:

T.L. Davison

Editor:

Terrie Lynn Balmer

Copyright:

Jorge Sánchez López

ISBN Number:

978-1-77217-168-6

Available Formats:

Microsoft Reader(LIT); Palm (PDB); Nook, Iphone, Ipad, Android (EPUB); Older Kindle (MOBI); Newer Kindle (AZW3);

Paperback Price:

$7.99 Paperback Buy Link

 

EXCERPT

   

23 de agosto de 2018

APENAS ERAN LAS seis y media cuando Juan recibió la llamada de su esposa. Dudó entre contestar o no. Desde hacía varios meses, la relación parecía ir en picado. En realidad, no tenían grandes problemas. Quizá ahí radicaba la cuestión: no pasaba nada entre ellos. Los días y las semanas dibujaban un camino en zigzag que resultaba bastante menos excitante de lo que había proyectado al salir de la Facultad de Empresariales. Al final decidió responder.

—Hola, cielo. ¿Qué tal estás?

Adriana se lanzó directamente a contarle su plan:

—Me voy una semana en agosto a Oropesa con Malory y su marido.

A Juan no le entusiasmó la idea. «¿Otra vez con la irlandesa aquella?

—Juan, ¿sigues ahí?

Se hallaba absorto, mirando el atrapasueños que colgaba del retrovisor.

—Muy bien—replicó con resignación.

—No parece que te agrade demasiado—le espetó ella.

—¿Y ya tienes el billete? Necesito el coche.

—Me recoge ella y me lleva.

—Eh...vale, te dejo, tengo que conducir. En un rato te veo.

—Un beso.

—Hasta ahora, cariño.

Se guardó los celos y la envidia en su interior. No iba a ser jamás capaz de hacer que las vacaciones le coincidieran con las de Adriana, que trabajaba en una escuela infantil de la zona. En su lugar, él siempre tenía que mendigar una semana en octubre, otra en Navidad y el resto cuando le daba la gana a la directiva.

Adriana, cordobesa de nacimiento, acento ya muy rebajado, se había mudado a El Grao, aquel sosegado pueblo de la costa mediterránea donde se conocieron.

No celebraron boda, pero poco importaba, ya que su matrimonio estaba formalizado con documentos.

Pasada la treintena, no habían tomado una resolución definitiva acerca de si tener hijos, lo cual era motivo de discusión habitual entre ellos. Los fines de semana los pasaban en la ópera o el teatro, en restaurantes, caminando por la playa o dando vueltas por las tiendas del centro comercial, sin rumbo fijo.

Tan pronto engulló la cena, Juan se retiró a su habitación en soledad, media hora antes que ella. Se sentía cansado y débil. Cerró lentamente los párpados y evocó su encuentro con los irlandeses, varios años atrás.

“Ven a cenar con una compañera de facultad”, propuso Adriana para celebrar su ingreso en una escuela infantil en la que permanecieron unos cuantos meses. En el restaurante solo se encontraban unas cuantas parejas y pequeños grupos de amigos.

Malory se mostró un poco cotilla y tuvo la impresión de que hablaba con demasiada intensidad sobre los niños, las canciones que elegían cantar con ellos y, en general, su rutina laboral. El marido, un adulador que simulaba interés por todo lo que hacían, con tal de darles conversación. “Muy interesante”, repetía una y otra vez. Juan percibió la situación como un trámite más para una persona reservada como él, que aborrecía presentarse en sociedad. Valoraba mucho la intimidad con Adriana y procuraba gozar de tiempo de calidad con ella, puesto que ya se sentía demasiado fatigado por el día a día como promotor de eventos y las visitas a familiares.

El tal Brendan, en cambio, no paraba de contar anécdotas sobre su empleo como comercial de seguros, en el que se jactaba de tener excelentes resultados. Quería asegurarse la opinión positiva de los demás. Para colmo, Juan despreciaba todas esas muestras de efusividad; procuraba ser diligente en todo lo que hacía y correcto con sus amistades, sin caer en falsos cumplidos.

Todo habría sido irrelevante si no hubiera empezado a advertir cómo Adriana miraba al irlandés. Juraría que, con ese tono chulesco, él buscaba impresionarla y quedar por encima. Los dos tenían un brillo en sus ojos que le parecía sospechoso.

Nunca le dijo nada, evidentemente, porque jamás se le ocurrió que una chica tan romántica y sensible como Adriana le diese mayor importancia a las llamadas de atención de aquel mequetrefe, pero la frecuencia con la que la mujer iba sola a casa de sus amigos terminó por irritarlo. Con la mente enredada en los recuerdos, cayó plácidamente dormido, sin saber que se avecinaba lo peor.

 

REVIEWS

   

To submit a review for this book click here

 

RELATED PRODUCTS

   

Thumbnail for 561

Click on image for our featured titles


COMMENTS

Author of The Month


CLUB LIGHTHOUSE PUBLISHING INFO

CLP Staff

Authors

Cover Artists

News and Blog Page

Writer's Resources


 

paypal 

amnest

 Misterio y crimen, muerte, jacuzzi, oficial de policía, psicólogo criminal, pareja, relación, investigación

HomePrivacy NoticeFAQSite MapContact Us